Ahora con la llegada del buen tiempo es habitual que incrementemos el tiempo que dedicamos a las actividades al aire libre. También es frecuente que empecemos a realizar deporte al aire libre y, por tanto, aumentemos el tiempo que nos exponemos al sol.

La vitamina D es fundamental para nuestro organismo, pero debemos exponernos al sol con precaución para evitar ciertas enfermedades en la piel como quemaduras solares, envejecimiento prematuro de la piel o, incluso, cáncer de piel. Por tanto, siempre es importante proteger nuestra piel. Lo que no saben muchos es que cuando está nublado, de un 30 a un 70% de los rayos UV llegan a la superficie de la tierra dependiendo de la densidad de las nubes. Por esta razón, siempre es necesario usar protector solar para hacer deporte.

Para evitar sustos os dejamos unos consejos para cuida de la salud de tu piel si practicas deporte al aire libre.

Infórmate las condiciones meteorológicas. Fíjate principalmente del índice de radiación ultravioleta (índice UV). Si es superior a 3 tienes que prestar especial atención a la fotoprotección.

Deportes acuáticos. El agua refleja un 5% de la radiación solar, aumentando la cantidad de radiación que acaba recibiendo la piel. Después de bañarte tendrás que repetir la aplicación de fotoproteccion si vas a seguir expuesto al sol.

Deporte en la ciudad. El asfalto también refleja la radiación solar así que si corres o montas en bicicleta por la ciudad no olvides fotoprotegerse.

Evita las horas centrales del día. Se aconseja no exponer al sol entre las 12:00 y las 16:00.

Utiliza productos adecuados. Se aconseja aplicar siempre un protector solar con un Factor de Protección Solar muy alto (FPS +50) y que indique que es ‘resistente al agua’ incluso cuando no practiquemos deportes de agua, ya que el sudor también reduce su capacidad fotoprotectora y su duración.

Equípate con la ropa adecuada. Utiliza prendas especialmente fabricadas para protegerte de los rayos UV y siempre utiliza gafas de sol homologadas y gorra para cubrir la cabeza.

Hidrátate. Bebe con frecuencia para mantener tu cuerpo hidratado. No esperes a sed.

Con estas pautas podrás seguir disfrutando del deporte y del buen tiempo.

Share This