Cuando practicamos deporte sabemos que tenemos que hidratarnos, ¿pero realmente conocemos la importancia que tiene el agua en nuestro cuerpo?

agua

Primero hay que explicar ciertos conceptos para entender mejor lo importante que es el agua para nuestro organismo.

  • La homeostasis (de la palabra griega homo “similar” y stasis “detención”), lo

definió Walter Cannon (fisiólogo norteamericano) como:

 

“El estado de equilibrio en que se mantiene el ambiente corporal interno y que se debe a la incesante interacción entre todos los procesos reguladores del cuerpo.”                 

Es decir, consiste en mantener un equilibrio entre la situación interna del organismo que es estable y los cambios que se producen en el exterior. Por ejemplo, para que lo entendamos mejor, la concentración de la glucosa en la sangre normalmente nunca desciende por debajo de los 70 mg de glucosa por 100 ml de sangre, ni se eleva por arriba de los 110mg/100ml. Cada estructura del cuerpo, desde el nivel celular hasta el sistémico, contribuye de algún modo a conservar el ambiente interno dentro de los límites normales.

El agua corporal total constituye el 60% de nuestro peso corporal, el porcentaje de agua es tan importante, porque esta actúa de transporte en el cuerpo, sirve de reactivo en nuestro organismo, nos estabiliza el calor, lubrica nuestras articulaciones y los producto de desechos salen del cuerpo mediante el agua de la orina y de las heces.

Debemos saber que consumimos agua no solo a través de los 8 vasos estipulado diarios (mito que hay que aclarar en un próximo artículo), sino también a través de los alimentos y del agua metabólica.

  • El agua de los alimento: Todos sabemos que los alimentos que tienen mayor

contenido en agua son principalmente las frutas y las verduras, entre los que podemos destacar, la sandía, la lechuga, el pepino, el pomelo y la granada entre otros. Frente aquellos alimentos con un bajo porcentaje en agua como son las grasas (aceites y mantequillas), chocolate o pastelería industrial. Esto supone 1000mL/día de agua.

 

  • El agua metabólica: o también denominada agua de “combustión” surge de la

oxidación de los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasa), es decir, el volumen de agua que producen estos macronutrientes al ser ingeridos mediante la alimentación diaria. Corresponde al 25% de los requerimientos de agua diarios, unos 300mL/día, esto depende de la cantidad y composición del alimento consumido.

 

  • El agua ingerida: Es el agua que todos conocemos, el agua que bebemos día a día

mediante los líquidos, ya sea como refrescos, vino, cerveza… y por supuesto el AGUA, que debe ser el principal líquido que hay que consumir diariamente. Siendo un total de 1200mL/día.

 

La ganancia de agua total supone unos 2500mL/día.

Pero no todo son ganancias, hay que saber por dónde perdemos el agua que hemos introducido en nuestro organismo, las principales vías de pérdida son, la orina, las heces, la respiración, la piel y en las mujeres en épocas menstruales es otro medio adicional de pérdida.

La pérdida de agua será entorno a 2500mL/día

  • La orina: Los riñones excretan en torno a 1000-1500mL/día. Hay que decir que la

pérdida de agua por la orina está ligado a la ingesta de agua diaria. Siendo los riñones los que deciden ahorrar agua en situaciones extremas o aumentando su pérdida si se tiene exceso de agua.

  • Las heces: Se pierden en torno a 100-200mL/día de agua. La materia fecal

corresponde a un 70% de agua, el resto se compone de material no digerible. En situaciones de diarrea o vómitos la pérdida de agua lógicamente se ve aumentada pudiendo llegar a ser de 1500 a 5000mL/día adicionales.

 

  • La respiración: Perdemos en pequeñas gotitas de agua mientas respiramos a lo

largo del día en torno a 250-350mL/día. Pero esta pérdida se puede ver aumentada si la frecuencia de respiración es mayor, por ejemplo en la práctica deportiva, por una exposición a altas temperaturas ambientales o por estados febriles.

 

  • La piel: Principalmente la pérdida a través de la piel, es mediante la sudoración. Se

pierde en torno a 500-700/día de agua. Pero al igual que la respiración esta pérdida puede ir en aumento si nos exponemos durante largo tiempo a ambientes calurosos mientras practicamos deporte.

 

Lógicamente debe existir un equilibrio hidroelectrolítico, es decir , se debe ingerir y eliminar agua por igual, ya que si se produce un desequilibrio en este mecanismo, puede ser crucial para nuestra salud, pudiendo provocar espasmos musculares, debilidad, convulsiones, cambios en la presión sanguínea, trastornos del sistema nervioso…

 

Espero que hayas comprendido la importancia que tiene el agua para nuestro organismo y para mantenernos sanos. Ahora bien, eres tú el que debes decidir si optas por consumir agua mientras comes (pauta siempre más saludable) y prácticas deporte o consumes diariamente bebidas azucaras, refrescos o bebidas alcohólicas.

 

¡En tu vaso queda!

Share This