Depende nuestro estado de ánimo habrá días en los que nos cueste más o menos salir a entrenar… pero está claro que en invierno cuesta más salir de la cama… Cuando estás calentito debajo del edredón la pereza invade tu cuerpo pero en ese momento debes pensar que según algunos estudios científicos “adelgazarás más rápido y mejorarás tu sistema inmunológico” si entrenas con frío y no solo eso sino que entrenar en invierno tiene muchos más beneficios.

Como hemos dicho antes quemarás más calorías. Exponer nuestro cuerpo a temperaturas más bajas hace que realice un mayor esfuerzo para mantenerse caliente. Nuestro cuerpo necesita aumentar su actividad metabólica para generar calor, lo que se traduce en un un mayor gasto de calorías.

Por otro lado, aunque parezca lo contrario, el frío es un aliado para mantener una excelente hidratación corporal ya que transpiramos menos.

También el frío ayuda a que corras mejor ya que nuestra capacidad cardíaca aumenta y mejoramos el rendimiento físico.

A pesar de que en esta época del año se reduce considerablemente las horas de luz al día si aprovechas esas horas de luz para realizar alguna actividad al aire libre notarás como tu estado de ánimo mejora. Y es que permanecer unos minutos sintiendo el sol en tu piel ayuda a no sentirse triste. Eso sí, hazlo siempre con fotoprotección. Además no solo eso, sino que evitarás el síndrome de la distimia. Un estado de ánimo que afecta sobre todo a las mujeres y es conocido también como la “depresión de los millennials” y es la tendencia a sentirse triste y sensación de cansancio,

Estas son algunas de las razones por las que es positivo y beneficioso entrenar con frío… ahora solo tienes que echarle ganas y dejar a un lado la pereza 🙂

Share This