Las vacaciones para algunos todavía no han comenzado y en esos días libres, en cuanto al deporte se refiere, puedes optar por dos opciones: tomarte esos días como descanso de tu rutina de ejercicios o continuar practicando deporte, aunque bajando un poco el ritmo y adaptándolo al material y al medio en el que te encuentras. Si eres de los que opta por la segunda opción te proponemos lo siguiente:

¿Qué llevar en la maleta?
Puedes optar por lo sencillo y no llevarte nada, aunque unas zapatillas de deporte se hacen imprescindibles. Si eres de los que llevas la casa a cuestas puedes llevar contigo todo el material para seguir entrenando al 100% en el destino de tus vacaciones.

¿Qué rutina de ejercicio puedes practicar?
Si optas por la opción más sencilla puedes planificar rutas de running. Así entrenas mientras exploras nuevos lugares. También puedes aprovechar las horas más fresquitas para correr mientras disfrutas del amanecer.

Si eres de los que lo mira todo antes de reservar tus vacaciones cerciórate que el alojamiento escogido cuenta con gimnasio. Hay incluso algunos que cuentan con actividades deportivas programadas. Tener cerca este tipo de facilidades, sin duda, te ayudará a continuar con tu rutina de ejercicios.

Por otro lado, si prefieres aprovechar estos días para probar deportes nuevos adáptate al medio:

  • Si pasas tus vacaciones junto al mar los deportes acuáticos serán la mejor opción. Puedes aprender surf, Paddleboarding, snorkel…
  • Si eres más de naturaleza y montaña puedes aprovechar para hacer senderismo, rutas en bicicleta, trekking…

Cuida tu alimentación
Aunque estes de vacaciones tienes que seguir cuidando tu dieta… aunque está claro que algún capricho puedes darte lo ideal es que sustituyas la cerveza y el vino por bebidas más saludables. Ingiere las proteínas adecuadas e intenta, en la medida de lo posible, saltarte la sección de dulces del buffet 😊

Si nada de lo que te hemos propuesto te convence siempre podrás desconectar al 100% y retomar los ejercicios a la vuelta… que tampoco pasa nada por no hacer ejercicio durante una o dos semanas, incluso puede que tu cuerpo lo necesite después de meses de entrenamiento. Eso sí, lo más importante es disfrutar… así que ¡Felices vacaciones!

Share This