En los últimos años el interés por el running no ha hecho más que crecer. Una fiebre que ha hecho que muchos deportistas hayan probado con otras modalidades como el triatlón… pero cuidado, no debemos caer en el error de que un buen deportista puede enfrentarse a una prueba como el triatlón.

La preparación y el entrenamiento de ambas disciplinas no son iguales y por ello la transición es tan importante. Lo primero que tendrás que hacer es adaptar tus sesiones de entrenamientos a las nuevas disciplinas de triatlón. Es posible que la que más te cueste sea la natación.. aunque siempre dependerá de la práctica previa que hayas tenido de esta disciplina. En cualquier caso, es recomendable acudir a centro deportivo donde un profesional nos guíe, sobre todo, al principio. La idea es mejorar la técnica y poder hacer frente a un entrenamiento adecuado que nos ayude a preparar la carrera.

En el caso del ciclismo no suele ser tan desconocido ni tan costoso como el caso anterior. La primera de las dificultades que te puedes encontrar es la adaptación y control de la bicicleta. Para esta fase lo adecuado sería practicar en zonas tranquilas y pocos concurridas. Además, los especialistas indican que “sobre todo en las primeras semanas de entrenamiento habrá días en los que tendrás que entrenar dos disciplinas el mismo día Cuando se entrene con la bicicleta es mejor combinarlo con la natación y dejar la carrera para el día siguiente”.

De todas formas, os dejamos un plan de entrenamiento para aquellos que quieran empezar en el mundo del triatlón.: https://www.triatlonweb.es/run/articulo/de-runner-a-triatleta

Share This