La cafeína es una sustancia natural que encontramos en ciertos alimentos como el café, el té o en el cacao. Es un estimulante que, ingerido de forma moderada, puede ser beneficiosa para realizar ciertas actividades físicas y mentales. Es por ello que influye en el rendimiento de todo deportista.

Muchos hemos acudido a esta sustancia para combatir el sueño y su efecto se ve intensificado a la hora de haberlo ingerido. Poco a poco va remitiendo cada vez que orinamos.

Los efectos de la cafeína en el rendimiento deportivo se basan en las propiedades de esta sustancia y en las distintas respuestas que provoca en el organismo. Os dejamos las que han recopilado en https://guiafitness.com entre las que destacan:

  • Actúa en el sistema nervioso central aumentando la actividad cerebral y logrando retrasar la sensación de cansancio o fatiga.
  • Efecto termogénico y aumento de la lipolisis. La presencia de cafeína implica una mayor “quema» de grasas. Su ingesta acelera el metabolismo basal y contribuye a la movilización de las grasas. A la hora de hacer una actividad física intensa, esas grasas están “disponibles” como fuente de energía. La consecuencia es que los músculos que intervienen en el ejercicio, “tiran” de las grasas reduciendo sus necesidades de glucógeno.
  • Mejora de la contracción muscular. La cafeína mejora el rendimiento deportivo no solo en las actividades aeróbicas. Resulta útil también en cualquier entrenamiento de fuerza, porque su no hay que olvidar que los músculos se mueven siguiendo órdenes del cerebro y la cafeína incide directamente en el sistema nervioso central.
  • Propiedades vasodilatadoras. Este alcaloide aumenta el flujo sanguíneo haciendo que lleguen más oxígeno y nutrientes a los distintos grupos musculares que están en pleno trabajo.
  • Mayor tolerancia ante el esfuerzo que supone el deporte. La cafeína puede ayudar a afrontar una prueba física intensa, por ejemplo, una carrera larga. Sus efectos estimulantes actuarán en un doble sentido:
  • Actitud positiva, más vitalidad, ánimos “arriba”.
  • Mayor resistencia frente a una actividad que exige esfuerzo por un tiempo prologado. Menor cansancio.
Share This