A veces lo más difícil no es empezar a hacer deporte si no mantener ese esfuerzo y motivación en el tiempo. Uno de los principales objetivos que debemos mantener es ese hábito que nos empuja en cada entrenamiento a disfrutar y esforzarnos en ese momento, dejando de lado la pereza y falta de voluntad. En esos momentos de flaqueza es importante pensar en los aspectos positivos de cualquier entrenamiento, pensar en las cosas buenas que nos aporta y mantener una buena actitud. Sabemos que no es fácil así que os dejamos algunas claves para que mantengas tu motivación por mucho tiempo.

Márcate objetivos reales

Una de las claves para mantener esa motivación tan necesaria es marcándose retos realistas y a corto plazo. Lo mejor es ir marcando objetivos más complejos a medida que vamos avanzando y mejorando nuestra técnica. Como todo, los cambios no llegan de un día a otro, sino que tendremos que trabajar a diario, de una forma constante, para conseguirlo. Ir viendo todos esos cambios progresivos ayudan a mantener esa motivación.

Disfruta con los ejercicios que haces

Otra de las claves que no solo debes aplicar en el deporte es disfrutar con lo que haces. Manteniendo una actitud positiva disfrutarás mucho más ese momento y realizar ejercicio no será una tarea tan complicada y no te producirá ningún rechazo.

Organízate y crea una rutina

Es fundamental que nos planteemos rutinas y ejercicios semanales. De esta forma será mucho más fácil encontrar de tiempo y disponer de una mayor dedicación. Una de las principales excusas que nos ponemos es la falta de tiempo y si te organizas bien eso no ocurrirá.

Practica deporte en compañía

Es una de las mejores recetas para mantener la motivación intacta. Practicar deporte en grupo es más divertido y siempre habrá alguien que tire de ti cuando más lo necesites.

Estas cuatro claves son sencillas y creemos que pueden ayudarte pero es verdad que cada uno tiene sus trucos… ¿Cómo te mantienes motivado?

Share This